Tesorera habría dejado sin Fiesta de Graduación a alumnos de 4° Medio de colegio de Quilpué

los alumnos y alumnas del 4° Medio «C» del Colegio Esperanza de Quilpué que se quedaron sin la esperada fiesta.

Desilusionados, por decir lo menos, se encuentran los alumnos y apoderados  del  Cuarto Medio  “C” de Colegio Esperanza de Quilpué, luego que la fiesta que habían preparado durante los cuatro años de su enseñanza media, se esfumó en manos de la tesorera de los apoderados del curso.

Los trajes para los varones y vestidos de fiesta para las alumnas, estaban guardados esperando el momento de la fiesta final. Habían logrado reunir seis millones de pesos, realizando todo tipo de actividades para tener una  despedida soñada, la que recordarían  toda la vida.

Pero el esfuerzo de años se esfumó solo en un par de días. La fecha convenida se acercaba y la directiva de los apoderados consultaba constantemente a la tesorera por la reserva que había hecho en un conocido centro de eventos de Olmué.

A medida que pasaban los días, la expectación crecía entre los alumnos del curso, en tanto la tesorera señalaba que estaba todo listo, que  solo había que esperar el día del evento.  Ya en reunión de apoderados, la tesorera señaló  que había reservado el local previo pago de quinientos mil pesos, pero al ser requeridos los comprobantes de pago, siempre salía con evasivas.

Hasta que, faltando un día para la fiesta de despedida, la directiva se contactó con el centro de eventos, donde señalaron que no habría fiesta ya que ésta no se había cancelado. Fue en ese momento que comenzaron las carreras para hablar con la tesorera y saber de primera fuente qué pasaba.

En un primer momento, la tesorera señaló que el evento se había suspendido hasta el mes de enero. Posteriormente manifestó que el centro de eventos mentía al decir que no estaba cancelado, para luego, tras ser presionada por los apoderados, reconocer que no tenía el dinero.

Luego de muchas reuniones, los apoderados lograron obtener algunos recursos, además de conseguirse una parcela, con lo cual se hará un encuentro final de alumnos y apoderados.

Finalmente, la directiva entabló una demanda contra la tesorera por apropiación indebida, en tanto, los alumnos – a pesar de todo – han vivido  una experiencia que no olvidarán jamás.