Desatada fiebre de compras de última hora en Valparaíso y Marga Marga Titulares

Jueves, 24 Diciembre 2015
El Paseo Latorre de Villa Alemana, es un buen ejemplo de lo que pasaba las compras de última hora. Foto: Agencia L El Paseo Latorre de Villa Alemana, es un buen ejemplo de lo que pasaba las compras de última hora. Foto: Agencia L

Calles completamente repletas de compradores de última hora y vendedores ambulantes, así como transpirados viejos de pascua, fue la tónica de las últimas horas en las calles de las diversas comunas de la Región de Valparaíso.

 

A medida que se acercaba la hora del cierre del comercio establecido, y las tiendas de retail y supermercados comenzaban a bajar sus cortinas, miles de personas iniciaban una carrera desenfrenada en busca del último regalo.

De tal forma, las principales vías de las diferentes comunas se veían atestadas de gente, como por ejemplo, avenida Uruguay, en Valparaíso, era una interminable fila de personas que hacían compras de comestibles para la cena de navidad y vendedores ambulantes que ofrecían “la novedad del año”, otro tanto ocurría en la avenida Argentina, entre Barón y Pedro Montt.

En tanto, en  Viña del Mar, los sectores más colapsados por compradores y vendedores ambulantes eran las calle Valparaíso, lugar tradicional de compras de última hora, la que colapsaba en la intersección con calle Quillota y con Villanelo.

Además de lo anterior, era posible observar igual situación en el sector 15 Norte y los malls, Marina Arauco, Boulevar Marina Arauco y Espacio Urbano, todos los cuales se aprestaban a cerrar sus puertas, mientras interminables columnas de automóviles salían desde los estacionamienstos de estos recintos.

En Quilpué, la cogestión de compradores, vendedores ambulantes y vehículos, se congregó en la intersección de calles Portales y Claudio Vicuña, así como Andrés Bello, entre Vicuña Mackenna y Claudio Vicuña.

En esta comuna, la salida de vehículos desde el mall se tornó caótica, así como los alrededores de las tiendas de retail y las oparadas de taxis colectivos de calles Serrano y Baquedano.

En Villa Alemana, la fiebre de compras de última hora se congregó en avenida Valparaíso y calle Santiago, entre Progreso y Lynch, así como el Paseo Latorre, donde ambulantes se confundían con transeúntes y compradores.

Igual situación se vivió en Limache, donde miles de personas coparon las primeras cuadras de avenida Urmeneta y calles transversales, para lograr comprar ese ansiado regalo con el cual demostrar el aprecio que se tiene a algún ser querido.

Leído 363 veces
Califica este artículo
(0 votos)

Dejar un comentario

Items Relacionados