Limache cuenta con la primera panadería que incorpora productos locales en la fabricación de pan Titulares

Jueves, 10 Enero 2019
Una variedad de panes con diversa textura y sabor, es la que ofrece La Chacra en Limache. Una variedad de panes con diversa textura y sabor, es la que ofrece La Chacra en Limache.

Hace 4 años y medio se instaló en Limache la panadería “La Chacra” bajo el sueño inicial de Miguel Guevara y la incorporación de Joaquín Rino, quienes siempre quisieron tener un negocio de manera independiente y vivir en un lugar más tranquilo que Santiago.

“Fue una oportunidad que se me dio. Vivía en Limache y la idea de vivir acá y plantear un emprendimiento de negocio independiente fue una oportunidad que creí debía llevar a cabo”, explica Miguel. 

Miguel, cineasta de profesión, completamente autodidacta en el mundo de la panadería y pastelería, abrió “La Chacra”, aunque reconoce que no sabía bien si quería eso u otro rubro, pero el gusto por cocinar fueron las razones por las que se decidió a abrir este negocio.

“Aquí en Limache sólo existían panaderías tradicionales, por lo que tuve que leer mucho y aprender las sofisticadas técnicas del pan alrededor del mundo”, comenta Miguel.

Luego de dos años de funcionamiento de la panadería se unió Joaquín Rino, compañero de universidad y amigo de Miguel, quienes se conocieron haciendo un cortometraje. Para Joaquín, tener un negocio propio también era un camino que desde siempre había considerado.

“Llegué a la panadería con la idea de trabajar y poner todo mi esfuerzo en el proyecto para que junto a Miguel resultara algo que fuese mucho más que un negocio de pan. Quería que el lugar se transformara en un espacio donde los limachinos pudiesen reunirse y pasar un buen rato”, explica Joaquín.  

Sello 

“Ocupamos productos de la zona; todas las verduras, los tomates, las cebollas, la albahaca, la rúcula. Ese es nuestro sello. Nos relacionamos con nuestro entorno, hacemos una panadería de barrio, queremos ser un lugar donde la gente llegue a disfrutar de un momento agradable”, comenta Miguel.

Otra parte importante que los diferencia de otras panaderías es la realización de manera periódica de actividades culturales. Proyectan películas, hacen pequeños conciertos, realizan talleres de literatura, ventas de ropa, mini fiestas, entre muchas otras cosas.

En cuanto a la producción de pan, utilizan masa madre para fermentar los productos y maquinaria especializada para lograr un producto final de alta calidad. Venden aproximadamente 40 kilos de pan diarios y ofertan una gran variedad de productos como pan amasado, ciabatta, pan siciliano, pizzas, grisines, pan de papa con especias, paninis, entre otros.

“Nuestros hornos Unique de Maquipan, que compramos en Santiago, son maravillosos, porque nos permiten gastar mucho menos en gas y no ha favorecido en la economía del local”, explica Miguel.

Ambos destacan la importante labor que Maquipan está logrando a través de la Escuela Artebianca, al estar profesionalizando un oficio que tiene mucho futuro en el país, sobre todo por el gran cambio que ha tenido la industria del pan en los últimos años.

Última vez modificado Lunes, 14 Enero 2019
Leído 119 veces
Califica este artículo
(0 votos)

Dejar un comentario

Items Relacionados