por Paulo Egenau

Los más vulnerables del mundo suman 1.300 millones de personas; la mitad son niños. Son pobres en todos los sentidos, no sólo por su nivel de ingreso. Si nos limitamos a este único parámetro, el de la plata, el número de pobres se reduce a 736 millones de personas, que sobreviven cada día con menos de 1.9 dólares. Es decir, con unos 1.300 pesos chilenos. Estar por sobre esa línea, en ningún caso es garantía de contar con WC, saber leer o que tus hijos no mueran de diarrea, que son datos concretos con los que se mide la carencia absoluta de bienestar. De ahí, la importancia de medir la pobreza en sus múltiples dimensiones.

Publicado en Opinión

Regístrate!

Síguenos en Twitter