Alumna de la UST de Viña representará a Chile en los Juegos ODESUR en Cochabamba Titulares

Martes, 15 Mayo 2018
Yoselin Cárcamo, la alumna de Tecnología Médica de la UST, que representará a Chile en los próximos Juegos ODESUR en Cochabamba, Bolivia. Yoselin Cárcamo, la alumna de Tecnología Médica de la UST, que representará a Chile en los próximos Juegos ODESUR en Cochabamba, Bolivia.

Yoselyn Cárcamo, estudiante de primer año de Tecnología Médica de la  Universidad Santo Tomás (UST)  sede Viña del Mar, es  parte de la selección chilena de remo que participará a fin de mes en los Juegos ODESUR 2018, a efectuarse en la ciudad de  Cochabamba, Bolivia.

La participación del equipo de boga  nacional  tendrá lugar  entre el domingo 27 y el martes 29 de mayo, pero el equipo decidió viajar antes para realizar una concentración de 20 días con el fin de adaptarse a los más de 2.500 metros de altitud – sobre el nivel del mar – donde  se ubica la represa La Angostura, lugar donde se realizará  la competencia.

La historia de Yoselyn,  en el remo comenzó a fines del 2011, cuando se integró al Club de Regatas San Pedro en el que practicaba su hermana. A respecto señaló: “Yo soy de Concepción, llegué a esta región el año pasado buscando progresar y crecer como deportista, ya que aquí está el Centro de Entrenamiento Olímpico del Remo y se concentra la selección durante todo el año”, explica.

Sobre sus logros deportivos, la estudiante comenta que  “he sido campeona sudamericana tres años seguidos (2016 y 2017 como junior y 2018 como sub 23, en un torneo realizado hace pocas semanas en Curauma). En el 2016 fui décima en el Mundial Junior y el 2017 fui quinta en la misma competencia”, además de haber logrado medalla de oro en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, Colombia.

Última vez modificado Martes, 15 Mayo 2018
Leído 166 veces
Califica este artículo
(0 votos)

Dejar un comentario

Items Relacionados

  • Universidad Santo Tomás certificó 33 jóvenes como Monitores Deportivos en Viña del Mar

    La Dirección de Capacitación y Educación Continua de la Universidad  Santo Tomás, sede  Viña del Mar y el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) entregaron las certificaciones a los 33 participantes que aprobaron el curso – taller para  “Monitor Deportivo”, que la institución educativa realizó en sus instalaciones durante el primer semestre de este año.

  • Alumna de la UST viajará a China para representar a Chile en competencia de chino mandarín

    Diecisiete jóvenes de diversas regiones del país se dieron cita en Santiago para participar del “Puente Chino”, competencia universitaria que pone a prueba habilidades y sabiduría en torno al idioma y la milenaria cultura del gigante asiático.

  • “Mechoneo Solidario” de U. Santo Tomás de Viña comenzó con operativo en Hogar del Ejército de Salvación

    El tradicional “Mechoneo Solidario” de Santo Tomás Viña del Mar vivió su primera jornada de actividades con la visita de un grupo de alumnos de primer año al Hogar del Ejército de Salvación, en Valparaíso. Durante toda una mañana, los estudiantes colaboraron en tareas de orden y limpieza, finalizando con la preparación del almuerzo para los residentes del lugar.

  • Niños de Puchuncaví rescatan juegos tradicionales

    Llegar hasta el centro educativo “Las Estrellitas” toma su tiempo, la única manera es llegar en automóvil o con mucho esfuerzo (o fortuna). El silencio impera en Pucalán, un sector predominantemente rural de Puchuncaví, en donde el único sonido reconocible es el de los niños y niñas jugando y disfrutando con sus compañeros.

  • ¿La música tranquiliza las mascotas ante el estruendo de los fuegos artificiales?

    En los últimos días un canal de cable anunció que transmitirá en Año Nuevo un programa pensado especialmente para las mascotas de la casa, con el fin de ayudar a mantenerlas tranquilas mientras se lanzan los fuegos artificiales. ¿Qué tanto puede ayudar esta iniciativa a los animales de compañía? Gonzalo Chávez, académico de la Escuela de Medicina Veterinaria de Universidad Santo Tomás sede Viña del Mar, asegura que la idea sí puede ser efectiva para evitar o aminorar el pánico generado por el ruido de la pirotecnia.