Cultura y Espectáculos

A un día que finalice la 57° versión del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, el que de la “canción” ya no tiene casi nada, ya que es un festival de intérpretes de moda o emergentes, se entregaron los premios en los géneros internacional y folclórico.

Si cada año el piscinazo de la Reina del Festival concita la atención de toda la prensa acreditada, además de curiosos, este año la atención de los medios por cubrir el hecho rompió todos los moldes.

La cuarta noche del festival de Viña llenó la Quinta Vergara con recuerdos  de los 80. Cientos de fans que esperaban a Lionel Richie y Rick Astley disfrutaron los clásicos. Por otro lado, el humor estuvo representado por el stand up de la mano del chileno Pedro Ruminot.

En medio de gran expectación, pasadas las 13:00 horas, se realizó la esperada coronación de Nicole Moreno, más conocida en el mundo artístico y de la farándula como “Luli”, q8uién, luego de conocido el resultado de ayer, señaló que era algo que había esperado toda la vida.

Con una Quinta Vergara repleta, Alejandro Sanz deleitó a sus fans que llegaron en masa al anfiteatro de la ciudad jardín. El español, que regresó al importante escenario tras cinco años, representó sus grandes éxitos y también parte de su undécimo disco “Sirope”.

Desde las 12:00 horas han comenzado a llegar hasta el Salón Blanco Encalada del Hotel O”Higgins, algunas de las 500 personas acreditadas en el 57º Festival de la Canción de Viña del Mar, para emitir su voto por alguna de las tres candidatas en carrera: Vanessa Borghi; Nicole Moreno (Luly) y Giselle Gómez.

Nicole Moreno, más conocida como “Luli”, es la Soberana 2016 del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

“Perfecto”, tal como el título de su último álbum de estudio, resultó la presentación del artista español Eros Ramazzotti, quien, en su segunda actuación en la Quinta Vergara,  – la primera fue en 1988 – entregó  un repertorio cimentado en más de 30 años de carrera.

Con una espectacular puesta en escena con el dúo de bailarines nacionales “Power Peralta”, se dio inicio a la 57°  versión del Festival de la Canción de Viña del Mar. Los artistas, que se iniciaron en el programa “Rojo: Fama contra Fama”, demostraron por qué se han codeado con los mejores artistas del momentos, tales como Madonna y Jennifer López.

Marco Antonio Solís era esperado como el gran número de la jornada de apertura y no defraudó a sus fans, quienes desde muy temprano colmaron la galería de la Quinta Vergara con pancartas, sombreros, fotos y todo cuanto hiciera alusión al astro mexicano.

Regístrate!

Síguenos en Twitter