Presidente Boric y Comandante en Jefe de la Armada encabezaron ceremonia en homenaje a la Gesta de Iquique

Odoo • Imagen y texto

En su alocución, el Comandante en Jefe de la Armada, Juan Andrés de la Maza,  llamó a "respetar las diferencias e instalar una amistad cívica".


Luego de dos años de suspensión debido a la pandemia, este mediodía, en la  Plaza Sotomayor de Valparaíso,  se llevó a cabo el homenaje a los Héroes de Iquique. La ceremonia fue encabezada  por el Presidente de la República,  Gabriel Boric y el Comandante en Jefe de la Armada, Juan Andrés de la Maza, quienes estuvieron acompañados por altas autoridades del país.

Como es tradición, el momento más emotivo de la ceremonia se registró a las 12:10 horas, hora en que la Esmeralda se hundía en la Rada de Iquique, lo que fue recordado con tres repiques de la campana de la propia nave.

Posteriormente, el comandante en Jefe de la Armada, durante su alocución recordó la figura del Capitán  Prat, destacando sus virtudes y entrega, no solo en la Armada, sino que también en su colaboración con el mundo civil.

Posteriormente, en un claro mensaje a lo que está viviendo el país, De la Maza señaló que “Para cualquier pueblo, el abandono de su cultura, sus valores, sus tradiciones y sus ideales, puede ser mucho más devastador que la destrucción de sus ejércitos, o la invasión de su territorio”, indicó.

Agregando a renglón seguido que “renunciar aquello es perder el sentido de vida que trasciende a nuestras conductas, nos hace ser lo que somos y nos hace posible vivir en comunidad y sociedad, con respeto de nuestras diferencias e instalando la amistad cívica y el bien común por sobre aquello”, puntualizó.

Tras la alocución, correspondió el momento de la colocación de ofrendas a los Héroes de Iquique, las que presentaron como novedad que no son  florales, como estábamos acostumbrados, sino que son de un material ad-hoc.

Billete

Luego llegó el momento de la acostumbrada visita a la cripta, la que se ubica bajo el monumento, mientras recorrían el lugar y el comandante en Jefe le explicaba al Presidente Boric algunos aspectos de la misma y cuando habían llegado los restos de cada uno de los sepultados en ese lugar, el Presidente, al referirse al lugar de  nacimiento de Prat y la casa en que nació, recordó que los antiguos billetes de diez mil pesos tenían, por un lado la cara de Prat y por el reverso  la Casa de Ninhue, donde nació el héroe, la que fue reemplazada por un parque nacional.

Fue en ese momento que el  Presidente señaló “Quién tiene un billete de diez lucas”, para mostrar el cambio. Luego de algunas miradas inquisidoras, uno delos presentes le pasó un billete y éste lo mostró.

Concluida la visita a la cripta, los presentes se dirigieron al monumento para que se diera inicio al desfile.