A los 89 años muere Abdullah Ommidvar dejando un inmenso legado al cine chileno

Odoo • Imagen y texto

Con su partida, un legado difícil de igualar deja al mundo del cine nacional Abdullah Ommidvar.

A los 89 años murió Abdullah Ommidvar, uno de los nombres más importantes en la conservación y rescate del cine chileno. De origen persa, llegó a nuestro país en 1959 para realizar un capítulo de sus reconocidos viajes por el mundo, quedando flechado de quien sería su esposa, por lo que regresó al país un año después, quedándose para siempre en Chile.

Antropólogo de profesión y enamorado del cine, participó en diversas instancias del Séptimo Arte criollo, siendo productor de la película “Más allá  de  Pilpilco” (1965), mientras realizaba para televisión su programa “Las mil y una de Abdullah”, experiencia que luego volcó en el libro homónimo.

Abdullah, como era conocido por todos, fue productor, director y comunicador. Creador de Arauco Films, compañía mediante la cual colaboró en la producción de diversos films nacionales, tales como La niña en la palomera (1990) y Johnny 100 Pesos (1993). También colaboró con “Gringuito”, “Mi famosa desconocida”, La rubia de Kennedy” y “Coronación”, entre muchas otras.

Fue el creador de la Fundación Chilena de Imágenes en Movimiento, la que mantiene una completa  biblioteca sobre cine, bodegas climatizadas para el archivo y conservación de filmes en celuloide y nitrato, entre muchos otros servicios que presta.

Su pasión por el cine lo llevó a restaurar varias películas que se pensaba extinguidas y mantuvo el Museo del Cine en dependencias de la misma fundación. Abdullah Ommidvar recibió numerosos reconocimientos, entre otros, el premio entregado por la Cámara de Diputados a la trayectoria.

Tras su partida, Abdullah Ommidvar deja un legado difícil de igualar.